jueves, 09 de julio de 2020
Gaudium news > Sacerdotes en Pakistán llevan la Sagrada Comunión a las casas de los fieles durante el aislamiento

Sacerdotes en Pakistán llevan la Sagrada Comunión a las casas de los fieles durante el aislamiento

Los sacerdotes, además de llevar la Sagrada Comunión, bendijeron con el Santísimo Sacramento los barrios de los creyentes.

Mons. Sebastian-Francis-Shaw Gaudium Press

Mons. Sebastian Francis Shaw, Arzobispo de Lahore. Foto: Catholics in Pakistan.

Lahore (06/05/2020 16:06:28, Gaudium Press) Como en otros países del mundo, los creyentes de Pakistán también padecen las restricciones del aislamiento preventivo a causa del nuevo coronavirus. Para paliar las necesidades espirituales de los fieles, los sacerdotes han buscado alternativas para acercar los sacramentos. Algunos de ellos han visitado las casas de los fieles para llevarles la Sagrada Comunión.

“Para salvarnos de la pandemia mundial de Covid-19, tenemos dos tareas. La primera es salvar a las personas y proteger su salud; la segunda es proteger y fortalecer la fe”, expuso a Fides Mons. Sebastian Francis Shaw, Arzobispo de Lahore. La Iglesia se ha comprometido a respetar el distanciamiento social, pero “mantenemos la relación espiritual y el ayudarnos mutuamente”.

Sagrada Comunión para alimentar el espíritu

En la Arquidiócesis de Karachi, los sacerdotes han optado por visitar periódicamente a los fieles. Los recorridos permiten bendecir las comunidades con el Santísimo Sacramento y administrar la Sagrada Comunión. “La Iglesia está realizando muchas iniciativas de caridad para distribuir alimentos. Pero, también sintiendo la sed espiritual de las personas, decidimos salir a las calles llevando el Santísimo Sacramento”, relató a Fides el P. Anthony Abraz. “La gente se detenía frente a las puertas principales o balcones para adorar y venerar al Señor presente en la Eucaristía y para recibir la bendición eucarística”.

“Después de discutir con nuestro grupo pastoral de la parroquia, nosotros, los cuatro sacerdotes de la parroquia, decidimos ir a las áreas de nuestra comunidad cristiana para distribuir la Sagrada Comunión”, relató por su parte el P. Noman Noel, de la parroquia de St. James. “Esto ha traído alegría y felicidad. He visto personas llorando. Me sorprendió la respuesta de la gente y el amor por la Eucaristía”.

Con información de Fides.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas