Tuesday, 04 de October de 2022
Gaudium news > Santos Protomártires, la excusa del incendio de Nerón

Santos Protomártires, la excusa del incendio de Nerón

Estos santos, acusados falsamente del incendio de Roma, inauguran la estela de los mártires perseguidos por el Imperio.

Redacción (30/06/2022 08:16, Gaudium Press) Hoy la Iglesia celebra, entre otros santos, a los primeros mártires romanos. No son ellos los primeros mártires de la Iglesia, pero sí de la sede romana.

Después de haber celebrado ayer la fiesta de los Apóstoles Pedro y Pablo, columna de la Iglesia Romana, la Iglesia celebra ahora la memoria de estosos Santos Protomártires de la Iglesia Romana, aquellos que fueron acusados inicuamente por Nerón de haber incendiado la capital del imperio, algo que todo indica él mismo realizó.

Estos primeros mártires romanos fueron hechos prisioneros, y luego asesinados tras crueles tormentos. Algunos eran cubiertos con pieles de fieras para que los perros los destrozasen. Era eso un requinte de maldad. Otros, siguiendo la estela de Cristo, fueron crucificados y quemados para que alumbrasen la noche con el fulgor que salía de sus cuerpos; también hubo otros tipos de martirios. Todos estos héroes eran fruto precioso del trabajo de los apóstoles, y fueron las primicias romanas, esos frutos magníficos que la Iglesia presentó a Dios.

No se sabe ni el número ni el nombre de estos primeros mártires romanos.

Todo ocurrió en julio del año 64.

Inició en el Gran Circo

Nerón llevaba 10 años gobernando Roma, y su nombre ya era odioso a los oídos de sus súbditos, tal era el cúmulo de sus vicios.

Un día un fuego inició junto al Gran Circo, en almacenes con productos combustibles, y de ahí se extendió a toda la ciudad. Es el famoso incendio de Roma, que duró seis días y siete noches, pero después volvió a surgir de los escombros, y continuó por tres días más. Consumió las dos terceras partes de la capital del Imperio.

Nerón no estaba en la ciudad, sino que llegó al tercer día, y se recreó contemplando la devastación desde la torre de Mecenas. Esa actitud fue la que hizo sospechar que detrás del incendio se encontraba él. Entonces, el rumor comenzó a correr de boca en boca: La gente afirmaba haber visto a individuos misteriosos arrojar antorchas dentro de las casas, y todo bajo las órdenes de Nerón. Y para desviar la atención de sí, Nerón culpó a los cristianos. Algunos afirman que se sabe quienes le soplaron al oído tamaña calumnia, que dio inicio a las sangrientas persecuciones que el Imperio desarrolló contra los cristianos.

Además de protomártires romanos, fueron estos los primeros perseguidos sistemáticamente por un emperador. Después de ellos, la crueldad de los césares se seguiría derramando sobre millones de cristianos, hasta el momento en que el cristianismo tomaría cuenta del propio imperio.

Con información de El Testigo Fiel

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas