jueves, 02 de febrero de 2023
Gaudium news > “Sinodalidad no es solo consulta sino catequización de consultados”: P. Nazir-Ali

“Sinodalidad no es solo consulta sino catequización de consultados”: P. Nazir-Ali

La historia de vida del hoy sacerdote católico y antiguo obispo anglicano es más que interesante. El P. Nazir-Ali incluso ‘sonó’ como Arzobispo de Canterbury. Habló sobre el sínodo

nazirali23

Foto: Infocatólica

Redacción (19/01/2023 10:41, Gaudium Press) Reporta Infocatólica las palabras del P. Michael Nazir-Ali a La Nuova Bussola Quotidiana sobre la autoridad de la Iglesia y advertencias acerca del proceso sinodal, entre diversos tópicos La voz del P. Nazir es muy respetada ya en la Iglesia, por todo su bagaje y su historia de conversión.

Leer también: Antiguo obispo anglicano se convierte al catolicismo

El P. Michael, de 73 años y origen pakistaní, fue obispo anglicano de Rochester por más de tres lustros, desde 1994 hasta 2009. Era reputado como el hombre con más conocimiento del islam entre los anglicanos, experto en las complejidades de la Sharia (ley islámica) y la banca musulmana. De padre musulmán converso al cristianismo, por sus posiciones anti infiltración de la sharia en Inglaterra “no solo me han amenazado losmusulmanes de este país, sino también los radicales occidentales”.

Este reconocido intelectual – que estuvo ‘sonando’ como arzobispo anglicano de Canterbury, la máxima autoridad de los anglicanos después del rey de Inglaterra – ingresó en el Ordinariato católico para los antiguos anglicanos creado por Benedicto XVI, y fue ordenado sacerdote de la Iglesia romana el 30 de octubre 2021. Trabajó fehacientemente por la unión de los anglicanos con la Iglesia. Francisco lo nombró prelado de honor de Su Santidad.

Habló ahora el P. Michael con La Nuova Bussola sobre su comodidad siendo ya católico, pues “la Iglesia católica ha mantenido, providencialmente, todo el depósito de la Fe. No sólo el sagrado depósito de la Fe, cuya norma es la Escritura, sino también el sagrado ministerio. La imposición de manos no es sólo algo mecánico: es la transmisión de toda la Tradición Apostólica como manifestación e interpretación de lo que ha sido revelado de una vez para siempre”.

Dijo que todavía hay “sobre el papado en el anglicanismo, y en otras iglesias en general. Por ejemplo sobre si lo que dice el Papa es siempre de fide. Una vez me explicaron: ‘El Papa no puede cambiar la fe de la Iglesia’. Y estoy de acuerdo. Creo que la tarea del oficio petrino es definir, clarificar la Fe, pero no cambiarla”.

Sinodalidad, Tradición, Sensus fidelium

Especialmente importantes son sus afirmaciones sobre sinodalidad:

“La sinodalidad no es sólo consulta. Los consultados necesitan ser catequizados, quizá incluso evangelizados. De lo contrario, todo lo que obtenemos es un reflejo de la cultura que rodea a las personas. La dimensión eclesial de la consulta debe mantenerse, tanto en la Iglesia local como en la Iglesia universal, pero consultar con el pueblo de Dios es diferente de ser presionado por activistas. El sensus fidelium no es lo que puedan pensar los laicos y los sacerdotes en un momento dado, sino la correspondencia entre los obispos y hasta el último de los fieles, en todo el mundo, a lo largo de los siglos”.

Ante el pedido de La Nuova Bussola de profundización en el asunto, él continúa:

“El sensus fidei también debe estar informado por lo que la Tradición Apostólica ha enseñado siempre y debe articular el pensamiento de la Iglesia a lo largo de los siglos, así como en todo el mundo, todavía en el presente. No todo lo que la gente quiere se le dará. Es importante dejar esto claro”.

Iglesia orante, eucarística, disciplinada, en continuidad con la Tradición

Finalmente, acerca del futuro del cristianismo dijo que “si la Iglesia no es una Iglesia orante, no será una Iglesia auténticamente sinodal. La sinodalidad no es sólo activismo. Se trata de compartir el cuerpo y la sangre de Cristo en la Eucaristía que se nos ha dado desde el principio y que renueva la Iglesia. Habrá que tomar decisiones difíciles y mantener una disciplina piadosa. Todo deberá plantearse en continuidad con el Evangelio y la Tradición Apostólica. No todos tienen el mismo papel en la Iglesia: todos pueden ser consultados, pero los obispos, junto con el Obispo de Roma, tienen el deber, en el momento oportuno, de articular la mente de la Iglesia”.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas