sábado, 25 de junio de 2022
Gaudium news > Usando la figura de Moisés, el Papa meditó sobre la transmisión de la fe a partir de los ancianos

Usando la figura de Moisés, el Papa meditó sobre la transmisión de la fe a partir de los ancianos

En la Audiencia General de hoy Francisco siguió mostrando el tesoro que una ancianidad sabia y creyente representa para la juventud.

Redacción (23/03/2022 10:46, Gaudium Press) En su catequesis en la Audiencia General, el Papa continuó meditando sobre el tesosro de la sabia ancianidad, esta vez recorriendo la vida de Moisés, particularmente como transmisor de la fe.

En los días previos a su muerte, Moisés pronunció su testamento espiritual, que es una hermosa confesión de fe. Sus palabras no sólo testimonian el amor y la fidelidad de Dios, sino también las infidelidades de su pueblo”, dijo Francisco

La transmisión de la fe se realiza “a partir de las propias experiencias, sin ocultar las luces y las sombras”, esa es la Tradición, indicó Francisco.

El Pontífice recordó que Moisés fue llamado a Dios con una edad de 120 años, y que la Escritura dice que aún en esa edad “no se había apagado su ojo”, (Dt 34,7) es decir conservaba su vitalidad, lo que le permitía “transmitir la herencia de su larga experiencia de vida y de fe, con la lucidez necesaria”.

Lucidez de la vejez, don para la juventud

Como en las audiencias anteriores, el Papa insistió en el tesoro que para la juventud representa una sabia ancianidad.

“La escucha personal y directa del pasaje de la historia de fe vivida [de Moisés], con todos sus altibajos, es insustituible. Leerla en los libros, verla en las películas, consultarla en internet, aunque sea útil, nunca será lo mismo. A las nuevas generaciones les falta mucho hoy, y cada vez más, esta transmisión, ¡que es la auténtica tradición! La narración directa, de persona a persona, tiene tonos y modos de comunicación que ningún otro medio puede sustituir”, expresó Francisco.

El Papa invito a los fieles a preguntarse si realmente se está honrando ese don de la transmisión de la fe y de todas las buenas tradiciones a partir de nuestros antepasados:

“En nuestra cultura, tan ‘políticamente correcta’ -agregó Francisco- este camino resulta obstaculizado de varias formas: en la familia, en la sociedad, en la misma comunidad cristiana. Alguno impone incluso abolir la enseñanza de la historia, como una información superflua sobre mundos que ya no son actuales, que quita recursos al conocimiento del presente”.

Invitó pues el Pontífice a honrar esta transmisión:

“Este es el don de la memoria que los ‘ancianos’ de la Iglesia transmiten, desde el inicio, pasándolo ‘de mano en mano’ a la próxima generación. Nos hará bien preguntarnos: ¿cuánto valoramos esta forma de transmitir la fe, de pasar el testigo entre los ancianos de la comunidad y los jóvenes que se abren al futuro?”

El Papa motivó a que en las catequesis, “existiera también la costumbre de escuchar, de la experiencia vivida de los ancianos, la lúcida confesión de las bendiciones recibidas por Dios, que debemos custodiar, y el leal testimonio de nuestras faltas de fidelidad, que debemos reparar y corregir”.

Los ancianos, tras las huellas de Moisés, entran a la ‘Tierra Prometida’ “cuando ofrecen a los jóvenes la bella iniciación de su testimonio”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas