viernes, 19 de julio de 2024
Gaudium news > Venezuela celebra 125 años de su consagración al Santísimo Sacramento

Venezuela celebra 125 años de su consagración al Santísimo Sacramento

Una serie de actividades están preparando desde la Conferencia Episcopal Venezolana para celebrar este importante hito histórico.

Venezuela celebra 125 anos de sua consagracao ao Santissimo Sacramento

Redacción (05/07/2024, Gaudium Press) Con motivo del 125 aniversario de la consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) prepara una serie de actividades para celebrar tan importante hito histórico.

Según el obispo de San Cristóbal, Mons. Mario Moronta, los objetivos de estas iniciativas son no sólo “reafirmar la importancia y centralidad del Misterio Eucarístico, sino también nuestra adhesión de fe a este misterio de la presencia real de Cristo, que es el alimento de la vida eterna”.

Encomendar la nación a la protección de Jesús Sacramentado

A través de un video difundido por el Diario Católico, el prelado venezolano explicó que el próximo 7 de julio Obispos de todo el país se reunirán en Caracas para renovar la consagración de la nación al Santísimo Sacramento e implorar una vez más su bendición para Venezuela.

En su mensaje, Mons. Moronta también instó a los fieles católicos a encomendar la nación de manera particular a la protección de Jesús Sacramentado, para que su gracia permanezca siempre activa en cada venezolano.

Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento

En 1899, el padre Juan Bautista Castro, luego Arzobispo de Caracas, propuso al Episcopado del país la consagración de Venezuela a Jesús Eucarístico con el objetivo de buscar en Dios el alivio del sufrimiento al que estaba sometido el pueblo en aquel momento. La petición del sacerdote fue aceptada por unanimidad por los obispos. El 2 de julio de ese año, Mons. Críspulo Uzcátegui, entonces Arzobispo de Caracas, leyó el Acta de Consagración al Santísimo Sacramento del país.

En su momento, el sacerdote expresó su convencimiento de que a través de ese acto piadoso los venezolanos se unirían y se restablecería la armonía en el país. “Esta es una obra que pertenece a Dios, al Dios de infinita caridad e inefable compasión, al Dios de nuestro tabernáculo, a la Hostia pacífica, la única que tiene el poder de unir las almas y mantenerlas en orden y paz” , afirmó el padre Castro en 1899. (EPC)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas