Loading
 
 
 
Loading
 
En su catequesis, el Papa explicó el Padre Nuestro rezado en las misas
Loading
 
14 de Marzo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 14-03-2018, Gaudium Press) En la catequesis de la Audiencia General de hoy, habida en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco continuó con su explicación de las diversas partes de la misa, esta vez el rezo del Padre Nuestro, y el rito de la paz.

1.png

El Padrenuestro "es la oración que hizo Jesús -dijo -, Él nos la enseñó cuando los discípulos le dijeron:enséñanos a rezar. ¡Es bello rezar como rezaba Jesús!".

"El rito de la Comunión en la Misa comienza con el rezo del «Padre nuestro». Es la oración por excelencia de los hijos de Dios. Con ella nos dirigimos a Dios llamándole "Padre"; esta es la mejor manera de prepararnos para recibir a Jesús en la Comunión. En ella pedimos el «pan nuestro de cada día», con una referencia particular al Pan eucarístico que necesitamos para vivir como hijos de Dios", explicó el Pontífice.

En el Padrenuestro "imploramos también a Dios que perdone nuestras ofensas, y nos comprometemos al mismo tiempo a perdonar a los que nos han ofendido". Aquí el Papa se detuvo para observar que no es fácil perdonar a las personas que nos ofendieron, y también para indicar que ello es una gracia que debemos pedir. "Señor enséname a perdonar como tú me has perdonado", rezó.

"Así, abriéndonos al perdón de Dios nos disponemos a vivir el amor fraterno. Y por último le pedimos que nos libre del mal, que nos separa de Él y nos aleja de nuestros hermanos", continuó.

Luego el Pontífice se refirió al rito de la paz, que es precedido por la oración de súplica del sacerdote: "Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en nuestros días", y profundizó que el intercambio del gesto de paz en el rito romano es porque "no es posible comunicar el único pan que nos hace un solo Cuerpo en Cristo, sin reconocernos pacificados en el amor fraterno", puesto que "la paz de Cristo no puede radicarse en un corazón incapaz de vivir la fraternidad y de recomponerla tras haberla herido".

"Con el rito de la paz - dijo - se expresa la unión y el amor mutuo antes de acercarnos al Sacramento. Después tiene lugar la fracción del Pan. Es el gesto que Jesús realizó en la Última Cena y que permitió a los discípulos reconocerlo después de la Resurrección, como en Emaús. La fracción del Pan está acompañada por la invocación del "Cordero de Dios", que es la imagen bíblica usada por Juan el Bautista para identificar a Jesús como Aquél que quita el pecado del mundo. En el Pan eucarístico, que se parte para la vida del mundo, reconocemos al verdadero Cordero de Dios, que es Cristo, y le suplicamos: "Ten piedad de nosotros...y danos la paz".

El Papa concluye su catequesis indicando que las invocaciones «Ten piedad de nosotros», «dónanos la paz», nos ayudan a disponer nuestro ánimo para participar en el banquete eucarístico, e invitó a no olvidar "la gran oración" que nos enseñó Jesús, es decir, la oración con la que Él rezaba al padre. "Esta oración nos prepara a la comunión", dijo, e invitó a todos los presentes a concluir rezando cada uno en su idioma el Padre nuestro.

Con información de Vatican News

Loading
En su catequesis, el Papa explicó el Padre Nuestro rezado en las misas

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 14-03-2018, Gaudium Press) En la catequesis de la Audiencia General de hoy, habida en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco continuó con su explicación de las diversas partes de la misa, esta vez el rezo del Padre Nuestro, y el rito de la paz.

1.png

El Padrenuestro "es la oración que hizo Jesús -dijo -, Él nos la enseñó cuando los discípulos le dijeron:enséñanos a rezar. ¡Es bello rezar como rezaba Jesús!".

"El rito de la Comunión en la Misa comienza con el rezo del «Padre nuestro». Es la oración por excelencia de los hijos de Dios. Con ella nos dirigimos a Dios llamándole "Padre"; esta es la mejor manera de prepararnos para recibir a Jesús en la Comunión. En ella pedimos el «pan nuestro de cada día», con una referencia particular al Pan eucarístico que necesitamos para vivir como hijos de Dios", explicó el Pontífice.

En el Padrenuestro "imploramos también a Dios que perdone nuestras ofensas, y nos comprometemos al mismo tiempo a perdonar a los que nos han ofendido". Aquí el Papa se detuvo para observar que no es fácil perdonar a las personas que nos ofendieron, y también para indicar que ello es una gracia que debemos pedir. "Señor enséname a perdonar como tú me has perdonado", rezó.

"Así, abriéndonos al perdón de Dios nos disponemos a vivir el amor fraterno. Y por último le pedimos que nos libre del mal, que nos separa de Él y nos aleja de nuestros hermanos", continuó.

Luego el Pontífice se refirió al rito de la paz, que es precedido por la oración de súplica del sacerdote: "Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en nuestros días", y profundizó que el intercambio del gesto de paz en el rito romano es porque "no es posible comunicar el único pan que nos hace un solo Cuerpo en Cristo, sin reconocernos pacificados en el amor fraterno", puesto que "la paz de Cristo no puede radicarse en un corazón incapaz de vivir la fraternidad y de recomponerla tras haberla herido".

"Con el rito de la paz - dijo - se expresa la unión y el amor mutuo antes de acercarnos al Sacramento. Después tiene lugar la fracción del Pan. Es el gesto que Jesús realizó en la Última Cena y que permitió a los discípulos reconocerlo después de la Resurrección, como en Emaús. La fracción del Pan está acompañada por la invocación del "Cordero de Dios", que es la imagen bíblica usada por Juan el Bautista para identificar a Jesús como Aquél que quita el pecado del mundo. En el Pan eucarístico, que se parte para la vida del mundo, reconocemos al verdadero Cordero de Dios, que es Cristo, y le suplicamos: "Ten piedad de nosotros...y danos la paz".

El Papa concluye su catequesis indicando que las invocaciones «Ten piedad de nosotros», «dónanos la paz», nos ayudan a disponer nuestro ánimo para participar en el banquete eucarístico, e invitó a no olvidar "la gran oración" que nos enseñó Jesús, es decir, la oración con la que Él rezaba al padre. "Esta oración nos prepara a la comunión", dijo, e invitó a todos los presentes a concluir rezando cada uno en su idioma el Padre nuestro.

Con información de Vatican News

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/93747-En-su-catequesis--el-Papa-explico-el-Padre-Nuestro-rezado-en-las-misas. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Delegado de la Santa Sede, Mons. Jacek Pyl, describió la alegría de la comunidad de creyentes p ...
 
El presbítero ocultó a los niños de catequesis en una cisterna vacía durante 19 horas. ...
 
Mons. Ariel Torrado Mosconi presidió la consagración del altar y dedicación del templo el día 13 ...
 
Con eso, los cristianos de Gaza quedan imposibilitados de atravesar la frontera del valle de Erez y ...
 
La Asociación de Universidades Jesuítas centroamericana pide también que cada una de las 200 univ ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading