Loading
 
 
 
Loading
 
Hace 13 años fallecía San Juan Pablo II. Era la vigilia de la fiesta de la Divina Misericordia
Loading
 
3 de Abril de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Martes, 03-04-2018, Gaudium Press) "El Santo Padre ha fallecido esta noche a las 21:37 horas en su apartamento privado. Se han puesto en marcha todos los procedimientos previstos en la constitución apostólica ‘Universi Dominici Gregis', promulgada por Juan Pablo II el 22 de febrero de 1996", estas fueron las palabras con las cuales hace 13 años, en la noche del sábado 2 de abril de 2005, el entonces director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el fallecido Joaquín Navarro-Valls, anunciaba al mundo la muerte del Papa Polaco.

Minutos antes, ya lo había anunciado ante una multitudinaria Plaza de San Pedro el hoy Cardenal Leonardo Sandri: "Queridísimos hermanos y hermanas: A las 21:37 nuestro amadísimo Santo Padre Juan Pablo II ha vuelto a la casa del padre. Rezamos por él".

"Que nuestro silencio orante, acompañe al Santo Padre Juan Pablo II en estos primeros momentos del encuentro con Cristo en el cielo", continuó, tras guiar el rezo de la Salve.

De inmediato los miles de fieles congregados en la plaza vaticana, y muchos más siguiendo la trasmisión de lo acontecido por los medios de comunicación, no ocultaron sus lágrimas, en especial toda una generación de jóvenes -los que nacieron desde 1978 cuando inició su ministerio petrino- que no habían conocido a otro pontífice.

San Juan Pablo II.jpg
Fueron casi 27 años de Pontificado de San Juan Pablo II.

Una hora antes de su fallecimiento, el Papa polaco tuvo la alegría de celebrar la misa de la fiesta de la Divina Misericordia. Como lo refirió Navarro-Valls en otro comunicado: "A las 20:00 había comenzado la celebración de la santa misa de la fiesta de la Divina Misericordia, en la habitación del Santo Padre, presidida por el arzobispo Stanislaw Dziwisz con la participación del cardenal Marian Jaworski, del arzobispo Stanislaw Rylko y de monseñor Mieczyslaw Mokrzycki".

Contó que durante su última Eucaristía, al pontífice se le administró el santo viático y también el sacramento de la Unción de los Enfermos: "Las últimas horas del Santo Padre se caracterizaron por la constante oración de todos los que le asistían en el pío tránsito y por la participación en la oración de miles de fieles congregados desde hacía muchas horas en la Plaza de San Pedro".

Y es que la muerte del San Juan Pablo II estuvo coincidencialmente rodeada de fechas especiales: era la vigilia de la Fiesta de la Divina Misericordia, por él mismo proclamada; y primer sábado de mes, día dedicado a María Santísima a quien había confiado todo su pontificado con el lema "Totus tuus" - "Todo tuyo".

Sobre el sábado 2 de abril de 2005, también se refirió la Oficina de Prensa del Vaticano en otro comunicado: "El fallecimiento de Juan Pablo II a las 21.37 horas de este sábado ha coincidido litúrgicamente con la fiesta de la Divina Misericordia, proclamada por él mismo hace cinco años (...) Según la liturgia, una fiesta comienza tras el rezo de las vísperas del día anterior, de manera que el fallecimiento del Santo Padre tuvo lugar cuando la Iglesia en Roma ya celebraba el domingo (...) Era, además, un primer sábado de mes, día que el mensaje dejado por la Virgen en Fátima pedía consagrar el mundo al Corazón Inmaculado de Maria. Y Karol Wojtyla consagró todo su pontificado a la Madre de Jesús con el lema 'Totus tuus' ('Todo tuyo')".

Con información de Zenit.

Loading
Hace 13 años fallecía San Juan Pablo II. Era la vigilia de la fiesta de la Divina Misericordia

Redacción (Martes, 03-04-2018, Gaudium Press) "El Santo Padre ha fallecido esta noche a las 21:37 horas en su apartamento privado. Se han puesto en marcha todos los procedimientos previstos en la constitución apostólica ‘Universi Dominici Gregis', promulgada por Juan Pablo II el 22 de febrero de 1996", estas fueron las palabras con las cuales hace 13 años, en la noche del sábado 2 de abril de 2005, el entonces director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el fallecido Joaquín Navarro-Valls, anunciaba al mundo la muerte del Papa Polaco.

Minutos antes, ya lo había anunciado ante una multitudinaria Plaza de San Pedro el hoy Cardenal Leonardo Sandri: "Queridísimos hermanos y hermanas: A las 21:37 nuestro amadísimo Santo Padre Juan Pablo II ha vuelto a la casa del padre. Rezamos por él".

"Que nuestro silencio orante, acompañe al Santo Padre Juan Pablo II en estos primeros momentos del encuentro con Cristo en el cielo", continuó, tras guiar el rezo de la Salve.

De inmediato los miles de fieles congregados en la plaza vaticana, y muchos más siguiendo la trasmisión de lo acontecido por los medios de comunicación, no ocultaron sus lágrimas, en especial toda una generación de jóvenes -los que nacieron desde 1978 cuando inició su ministerio petrino- que no habían conocido a otro pontífice.

San Juan Pablo II.jpg
Fueron casi 27 años de Pontificado de San Juan Pablo II.

Una hora antes de su fallecimiento, el Papa polaco tuvo la alegría de celebrar la misa de la fiesta de la Divina Misericordia. Como lo refirió Navarro-Valls en otro comunicado: "A las 20:00 había comenzado la celebración de la santa misa de la fiesta de la Divina Misericordia, en la habitación del Santo Padre, presidida por el arzobispo Stanislaw Dziwisz con la participación del cardenal Marian Jaworski, del arzobispo Stanislaw Rylko y de monseñor Mieczyslaw Mokrzycki".

Contó que durante su última Eucaristía, al pontífice se le administró el santo viático y también el sacramento de la Unción de los Enfermos: "Las últimas horas del Santo Padre se caracterizaron por la constante oración de todos los que le asistían en el pío tránsito y por la participación en la oración de miles de fieles congregados desde hacía muchas horas en la Plaza de San Pedro".

Y es que la muerte del San Juan Pablo II estuvo coincidencialmente rodeada de fechas especiales: era la vigilia de la Fiesta de la Divina Misericordia, por él mismo proclamada; y primer sábado de mes, día dedicado a María Santísima a quien había confiado todo su pontificado con el lema "Totus tuus" - "Todo tuyo".

Sobre el sábado 2 de abril de 2005, también se refirió la Oficina de Prensa del Vaticano en otro comunicado: "El fallecimiento de Juan Pablo II a las 21.37 horas de este sábado ha coincidido litúrgicamente con la fiesta de la Divina Misericordia, proclamada por él mismo hace cinco años (...) Según la liturgia, una fiesta comienza tras el rezo de las vísperas del día anterior, de manera que el fallecimiento del Santo Padre tuvo lugar cuando la Iglesia en Roma ya celebraba el domingo (...) Era, además, un primer sábado de mes, día que el mensaje dejado por la Virgen en Fátima pedía consagrar el mundo al Corazón Inmaculado de Maria. Y Karol Wojtyla consagró todo su pontificado a la Madre de Jesús con el lema 'Totus tuus' ('Todo tuyo')".

Con información de Zenit.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los Obispos reafirmaron su doble función de mediadores y protectores de los indefensos y recordaron ...
 
La Fundación Octavo Centenario anunció la realización de cerca de 40 actividades con motivo de la ...
 
Además del templo, se construye un complejo que albergará la Curia Episcopal, una residencia y un ...
 
Los niños, venidos de todo el mundo, cantaron en Iglesias emblemáticas y lugares públicos de la c ...
 
El Obispo de Linz (Austria), Mons. Manfred Scheuer, unido al prefecto de la ciudad, Klaus Luger, y a ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading