viernes, 01 de marzo de 2024
Gaudium news > El nombramiento de Mons. Fernández: ¿‘Favoritismo’ o ‘amiguismo’ del Pontífice?

El nombramiento de Mons. Fernández: ¿‘Favoritismo’ o ‘amiguismo’ del Pontífice?

No paran las repercusiones –de todos los colores, olores y sabores– del nombramiento del nuevo prefecto de Doctrina de la Fe.

cq5dam.thumbnail.cropped.750.422 1 700x394 1

Mons. Fernández – Foto: Vatican Media

Redacción (03/07/2023 14:17, Gaudium Press) Como es comprensible, no paran las repercusiones –de todos los colores, olores y sabores– sobre el nombramiento de Mons. Víctor Manuel Fernández, hasta ahora Arzobispo de La Plata, como nuevo prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe. Repercusiones que incluyen también las críticas, algunas por demás agudas.

Aún están vivas en la memoria las fuertes palabras de Francisco, que en el rezo del Ángelus del 28 de junio de 2020 censuraba a esos políticos en los que “el amor por la parentela es más grande que el amor por la Patria y ponen en el cargo a sus parientes”; o cuando en la homilía proferida en la capital de Madagascar el 8 de septiembre de 2019  denunciaba esa “cultura de los privilegios y la exclusión, – favoritismos, amiguismos, y, por tanto, corrupción”. O incluso, cuando más interna y recientemente, instó en saludo de Navidad a los Cardenales y a la Curia romana a “vivir con transparencia, sin favoritismos ni grupos de influencia”.

Estas declaraciones salen ahora a flote, cuando con la elevación de Mons. Fernández a tan alto cargo algunos vislumbran la primacía del profundo afecto del Papa hacia el prelado en la denominación, incluso aunque este le manifestara que no se consideraba apto para todas las funciones asociadas al mismo.

En efecto, Mons. Fernández –que fue elevado al episcopado por Francisco a los pocos días de su elección como Pontífice– contó en carta a la comunidad católica de La Plata que hace un mes había dicho “al Papa que no aceptaba” el ofrecimiento que le hacía, pues no se sentía “capacitado ni tuve una formación como para guiar” la importante “sección que se dedica a los abusos de menores” del Dicasterio, del cual ahora será cabeza. Declara ahí el Arzobispo que lo animó finalmente a aceptar el ofrecimiento –tras ver a Francisco mayor, necesitado de gente de confianza cerca y “agradecido por tanto bien que recibí de él”– la aclaración del Papa de que su tarea no sería tanto en la aludida sección Disciplinar (“porque hay [ahí] un equipo de especialistas que lo hace muy bien”) sino en la promoción del pensamiento cristiano y la profundización de las verdades de la fe, tareas que corresponde más a la sección Doctrinal. Es claro, sin embargo, que en la Iglesia hay no pocas personas bien capacitadas para todas esas delicadas labores, aunque no pertenezcan al círculo de cercanos del Papa.

Leer también: Ascensión del nuevo Prefecto de Doctrina de la Fe, no ausente de polémica

Este afecto del Papa a Mons. Fernández al punto de encargarlo, aunque no lo quiera, del principal despacho de investigación y juicio de la Iglesia para causas graves y hoy muy sensibles, ya parece pasarle factura, si se consideran titulares como el del San Diego Union Tribune (“Grupo de EEUU critica elección del papa para atender denuncias de abusos”), uno de los medios que publica las críticas de un grupo especializado que dice que Francisco “tomó una decisión desconcertante y preocupante” al escoger a Mons. Fernández, quien en el 2019 ya habría manejado erróneamente un caso de acusación de abuso a un sacerdote de su diócesis, que terminó suicidándose después de que un juez civil emitiera contra él una orden de arresto.

“Nada en su desempeño sugiere que sea apto para liderar la batalla del Papa contra el abuso y el encubrimiento”, insiste en su crítica el grupo BishopAccountability.org, según informa el Tribune, lo que pone de presente algo que no deja de ser verdad, y es que el prefecto de Doctrina de la Fe no es solo un jefe investigador en esas materias, sino que tampoco puede abstraerse de su papel como juicioso promotor con conocimiento de la lucha contra esa plaga, una de las que más ha mancillado a la Iglesia en su Historia. (SCM)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas