martes, 29 de noviembre de 2022
Gaudium news > En Kenia, como medida preventiva, los chicos reciben clases al aire libre, bajo los árboles

En Kenia, como medida preventiva, los chicos reciben clases al aire libre, bajo los árboles

La Iglesia también ha ofrecido las iglesias, guardando el debido respeto al Santísimo Sacramento.

Clases

Nairobi (28/01/2021 12:24, Gaudium Press) Ante el temor que muchos sienten por los chicos en clases en estos tiempos de pandemia, parece que los líderes en Kenia han encontrado una solución, y es que los niños tomen clase al aire libre, bajo los árboles.

La gran mayoría de las escuelas abrieron en el país el pasado 4 de enero, después de 9 meses de clausura. Cerca de 15 millones de chicos están desarrollando cursos en el país africano.

Pienso que es una medida temporal. El ministerio no está condenando a los niños a aprender bajo los árboles por siempre”, dice el P. Henry Ddune, secretario de educación de la Arquidiócesis de Mombasa. “No es la primera vez que las clases se llevan a cabo bajo los árboles. En el humilde comienzo de la educación de Kenia, los primeros misioneros enseñaron bajo ellos”.

Los datos de contagio y muertes por Covid en Kenia no son tan altos. En un país de 52 millones de habitantes, han muerto 1750 personas. Pero los millones de estudiantes, que ya no quieren ni deben permanecer en casa, y que con clases al aire libre, encuentran un medio preventivo que les permite cumplir sus deberes.

Ni deben: “No podemos permitir que los niños se queden en casa… Tenemos que cubrir el tiempo perdido ”, dijo el padre Ndune.

Peligros del encerramiento

Quedarse en casa, para los escolares en un país como Kenia, no es una buena opción. La propia WHO advirtió de riesgos de embarazo adolescente, pobre nutrición y deserción escolar, que aumentan con el confinamiento.

¿Y qué ocurrirá cuando haya mal tiempo?, se preguntan varios. Estos piden que se vayan habilitando las escuelas, trabajo que hay que realizar, propósito que ha enfatizado también la Conferencia Episcopal local.

Vale la pena señalar que las escuelas públicas ya estaban abarrotadas antes de la pandemia, y se espera que esto empeore tras el cierre de muchas escuelas privadas”, dijo el obispo John Oballa Owaa de Ngong

Incluso se ha pensado que las propias iglesias pueden servir de aulas para los niños, teniendo el debido respeto con el culto y el Santísimo Sacramento.

Pero que los niños retomen las clases presenciales es una verdadera necesidad. El confinamiento no es una opción.

Con información CNS 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas